El periodismo de investigación y el soporte digital como solución a la crisis periodística actual

  • PR02_fuentes_250313_MIGUELFAUS

El periodismo de investigación es aquél que se realiza a través de la iniciativa y el trabajo de un periodista sobre asuntos de una importancia indeterminada que intenta descubrir lo que la verdad esconde y lo que algunas organizaciones desean mantener en secreto. Sus tres elementos básicos son: que la investigación sea trabajo del reportero, que el trabajo aporte algo novedoso y de interés para un grupo más o menos amplio, y que sea prolongado en el tiempo, es decir, que sea actual pero que tenga referencias, por ejemplo de forma comparativa, con el pasado.

Se trata de un periodismo que descubre lo que no se sabe todavía, aportando los datos necesarios y haciéndolos fácilmente accesibles a través de las mejores herramientas tecnológicas, permitiendo así al receptor, consultar en cualquier momento los detalles que crea oportunos. Además su interfaz permite acceder a la información por capas, con distinto nivel de profundidad.

Este tipo de periodismo es el más rico en cuanto información y resultado ofrece, pero históricamente ha sido poco utilizado u olvidado por la dificultad que tiene rentabilizar las grandes investigaciones. Actualmente, algunos periodistas (otros aficionados) emplean métodos interactivos como blogs, donde publican buenas, aunque breves, investigaciones sobre un determinado tema. Las grandes superficies periodísticas son las que deberían apoyar estas iniciativas e invertir más tiempo y dinero en el periodismo de investigación, que se plantea siempre como una gran alternativa al periodismo de rutina.

El sector periodístico y, por tanto, el oficio del periodista, no pasa por su mejor momento. Quizá la causa la encontremos en la crisis económica que viene atravesando el país desde el año 2008, pero las cosas van más allá. El periodista de hoy en día, generalmente hablando, carece de iniciativa propia, cayendo en la reinformación de algunos temas o noticias ya conocidos. El periodismo depende en gran parte de la evolución e innovación tecnológica, para poder hacer aún más fácil y accesible, si cabe, la información al receptor. Por ello, el periodista debe actualizar sus estilos y sus formatos. Actualmente, con la crisis de la prensa, parece que el sector periodístico digital es el futuro del oficio, por lo que habría que potenciarlo..

Al receptor, o lector en su caso, le interesa conocer algo nuevo, ir más allá. Busca noticias, reportajes de investigación sobre algunos temas desconocidos, que no hayan salido con anterioridad en soportes digitales o escritos. Se busca lo novedoso y para ello es imprescindible un enorme trabajo de investigación con previa documentación. En la mayoría de los casos, el resultado del reportaje de investigación no revela la cantidad de trabajo que hay detrás: documentación, búsqueda y contacto con las fuentes (incluyendo su disponibilidad), edición… y eso siempre es un hándicap para el periodista.

El periodista del siglo XXI debe ser una persona con total capacidad de manejo de fuentes, que deba actualizarse en el concepto de las nuevas tecnologías y que tenga, sobre todo, iniciativa, creatividad y originalidad.

El éxito del periodismo de investigación ya ha sido reconocido en el pasado, por ejemplo, en el caso Watergate (1972), que tras dos años de intensa investigación, consiguieron inculpar al presidente estadounidense Richard Nixon y provocar su dimisión días más tarde.

La información se debe entender como un proceso que se actualiza constantemente y que es interactivo. Para la transmisión de esta información se deben encontrar las mejores herramientas y estilos para poder desarrollarla mejor. El soporte digital (Internet) permite un mejor aprovechamiento y una mayor facilidad en la comprensión de la información, a la vez que la hace más accesible. Además permite otras fórmulas de comercialización de la publicidad para rentabilizar las futuras investigaciones y poder potenciar el periodismo de investigación.

El periodismo de rutina y la reinformación deben tocar a su fin. Invertir en aspectos tan poco creativos y poco originales no tiene sentido actualmente. A nadie le interesa conocer de 100 formas distintas y en 100 soportes distintos la misma noticia. La apuesta por lo novedoso, por la buena información y documentación, por el medio digital y, sobre todo, por la investigación deben marcar un antes y un después en la historia del periodismo y del periodista. Así lo demanda el receptor. De esta forma, el soporte digital de la información y el periodismo de investigación pueden llegar a ser, incluso, compatibles, en la búsqueda del nuevo y alternativo periodismo.

Titulares:

  • Lo que la verdad esconde
  • La completa informacion siempre esta mas alla
  • Buena investigacion, buen resultado
  • El soporte digital como alternativa potencial periodistica
  • Adios al periodismo de rutina
  • Rigor, veracidad y transparencia
  • Mas creatividad, menos reinformacion
  • Muchos soportes, misma informacion: mal periodismo
  • El periodista se diferencia por su capacidad de invedtigacion
  • Problemas y soluciones del periodismo del siglo xxi
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s